Taller de Storytelling

“Una idea, puede cambiar el mundo si la comunicamos con eficacia y la mejor forma de hacerlo, es a través de una historia”
Nancy Duarte

Este taller, impartido el mes de julio por Montecarlo de Química Visual, es un viaje teórico-práctico entorno al viaje como metáfora en una narración.

Por Storytelling se entiende a la transmisión de un discurso de forma escrita, visual y oral. Ejemplos de Storytelling son las películas, los cuentos y más recientemente las presentaciones profesionales. Montecarlo argumenta que aplicar el storytelling en la forma de presentarse profesionalmente funciona como sustituto de las experiencias comunes. Por ejemplo, si explicamos nuestro perfil profesional mediante el Curriculum Vitae, éste será muy similar a los perfiles de otros profesionales de nuestro sector. En cambio, si lo explicamos cómo una historia, ésta será única y eso nos diferenciará.

Un caso del uso de storytelling a nivel profesional es Hans Rosling. Este prestigioso doctor y estadista, es conocido por la forma en que visualiza los datos sobre economía y salud en el tercer mundo. En esta conferencia para TED, utiliza una historia personal llena de tensión y emoción para argumentar la necesidad de un cambio de modelo energético.

En el taller, Montecarlo describe a la trama, los personajes y el punto de vista como a elementos cruciales de una historia. La trama son los hechos que suceden en la historia, es lo qué define de qué va. Los personajes ayudan a construir la trama y si el público se reconoce en alguno de ellos, la història establecerá un vínculo emocional. Finalmente, el punto de vista es lo que otorgará personalidad a la história y la convertirá en única. Montecarlo insiste tambien en que las histórias tienen un principio y también un final. Y que un buen final es aquel que no justifica ni tiene moral.

En esta conferencia, Nancy Duarte, describe cuál es la forma que tienen las buenas historias. Partiendo del análisis de dos grandes presentaciones – “I have a dream” de Martin Luther King y el lanzamiento del Iphone por Steve Jobs- argumenta que la estructura de las historias no se corresponde con la idea Aristotelica de exposición de los hechos, clímax y desenlace, sino que las buenas historias recurren constantemente al presente y al futuro y terminan con un deseo.

Tradicionalmente, las historias se han compartido en todas las culturas como una forma de entender el mundo, por ejemplo la mitología griega. Las historias también sirven para crear comunidades: en las religiones encontramos siempre una historia, que al ser compartida genera sensación de clan. Finalmente las historias también sirven para explicarnos el futuro y avanzar colectivamente: por ejemplo el caso de Barack Obama con su Yes we can, una historia de construcción de identidad para el país.

Montecarlo también argumenta que escribir historias personales nos puede ayudar a alcanzar objetivos, puesto que al redactarlas estamos reflexionando sobre nosotros mismos y fomentamos una visualización del futuro y los posibles caminos para alcanzarlo. No obstante, él mismo nos advierte de la necesidad de aceptar que las historias personales han de reescribirse constantemente dada la impermanencia, es decir, los cambios que se suceden en el día a dia.

Finalmente, Montecarlo insiste en que el uso de metáforas ayuda a la construcción del relato, puesto que alimenta de vocabulario y escenarios a la narración. Si tomamos como metáfora el viaje, podemos nutrir nuestra história con maletas, mapas, carreteras y fotografías. Personalmente, siempre me han gustado los mapas y quizás uno de los que mejor representan el potencial del storytelling es este de Christoph Niemann para el New York Times.

 

Remember, no matter where you go, there you are!
Buckaroo Banzai

——

Autor: Rosa Llop
BA Top Up Arts and Design. Southampton University

Rosa Llop © © 2012


—–

Add Your Comments