Tag Interacción

One size fits none. Hacia un diseño de interfaz crítico

El diseño de interfaz es una disciplina joven, de carácter multidisciplinar y con teoría que proviene de ámbitos tan dispersos como la psicología, la ergonomía, la comunicación, el arte, la ingeniería y las matemáticas. Cuando buscamos bibliografía concreta sobre el diseño de interfaz nos encontramos principalmente con dos tipologías de libros: las declaraciones de intenciones en forma de principios para el buen diseño, y los libros de patrones basados en experiencias previas. Ambas tipologías tienen el defecto de fomentar una mirada inocente al diseño de interfaz. En un momento en que las interfaces forman una parte muy importante de nuestra cultura, es necesaria una reflexión mucho más adulta sobre cómo queremos que estén diseñadas.

The PARC Computer Science Laboratory (CSL) – 1970 ca. – © PARC (Palo Alto Research Center, Incorporated)

The PARC Computer Science Laboratory (CSL) – 1970 ca. – © PARC (Palo Alto Research Center, Incorporated)

Manifiesto por una aproximación crítca de la interfaz.

interface manifesto

Los primeros meses del 2015 colaboré con el proyecto de investigación PIPES (Participatory Investigation of Public Engaging Spaces) en la redacción de un manifiesto que exponga de forma crítica los aspectos sociales, económicos y políticos implícitos en el diseño y uso de las interfaces de usuario.

Retos para el diseño de libros digitales

http://www.smashingmagazine.com/2007/08/17/404-error-pages-reloaded/

“El valor de los libros recae en el tiempo que pasamos con ellos. Leyéndolos y creándolos. Esa es la verdadera experiencia editorial”. James Bridle

Con la llegada de los primeros e-readers hace poco más de seis años –Amazon sacó a la venta su lector Kindle en 2007 y Sony su e-reader un año antes– se inició un debate entorno a si los libros de papel desaparecerían y cómo se transformaría el sector editorial. En este debate, el sector tecnológico ha hablado siempre en términos de alarma mientras que los autores y los lectores lo han hecho desde la calma, seguros que la multiplicidad de soportes es una ventaja para la lectura, y no un inconveniente.

En la conferencia que realizó Kevin Kelly (Kelly, 2011) para el ToC de O’reilly, plantea una serie de retos para el futuro de los eBooks de los que me impactaron principalmente tres porque tienen mucho que ver con nuestro trabajo como diseñadores gráficos. El primero es la pregunta de hacía donde se permeabilizaran las pantallas. Diariamente leemos en el ordenador textos que nos sirven para trabajar, en el móvil historias personales de los amigos y en el iPad revistas y prensa. Estamos acostumbrados a leer en pantalla. Kelly afirma que hoy las pantallas pueden ser cualquier cosa. Pueden ser flexibles, cómo las que lanzarán pronto al mercado pero también pueden ser unas gafas o un edificio. La forma de las pantallas está en pleno proceso de expansión y como diseñadores debemos estar atentos a estos progresos. No tanto para saber a qué dimensiones de píxeles debemos diseñar, sino para explorar todas las posibilidades para la experiencia de lectura que se puedan presentar.

Taller Sistematurgia por Marcel·lí Antúnez

En este taller, el artista Marcel·lí Antúnez Roca presentó su trayectoria profesional desde sus inicios con la Fura dels Baus hasta su trabajo más reciente para su Pseudo, una cabeza parlante con la que actuará en su próximo espectáculo.

Una de las aportaciones más relevantes que ha hecho Marcel·lí Antúnez al mundo del teatro, es entender el espacio escénico cómo una oportunidad para desarrollar un sistema metodológico que convierta el trabajo del actor en el escenario en una interficie que active periféricos de imagen, sonido, mecánicos o robóticos. Es lo que él mismo denomina como Sistematurgia.

Entornos de programación para niños (y diseñadores)

“El aprender mejor no vendrá de ofrecer las mejores herramientas para que el profesor instruya, sino de dar las mejores oportunidades a los estudiantes para construir”.
Seymour Papert

Los niños de hoy son nativos digitales y su aprendizaje no puede limitarse al uso de herramientas de escritorio en ordenadores que pronto serán obsoletos. El mundo en que vivirán nuestros hijos está en proceso de construcción y el sector educativo tiene que adquirir el compromiso de ofrecerles herramientas para vivirlo de forma plena y autónoma.