Digital Publishing (I) Tipografía

Más allá de las experiencias que podamos diseñar para los libros electrónicos, lo esencial seguirá siendo que el contenido esté puesto en manos del mejor trato tipográfico posible para cada situación. Las restricciones en cuanto a la disponibilidad de tipografías en los dispositivos en los que leemos, nos ha obligado durante años a que nuestros proyectos digitales quedaran limitados a aquellas fuentes propias de los sitemas operativos. Aunque hay excelentes tipografías de sistema que funcionan muy bien en pantalla como Georgia (Mathew Carter para Microsoft) ya se sabe que los diseñadores somos bastante tipomaníacos.

La accesibilidad de las tipografías es un aspecto que debe cambiar radicalmente. Recientemente han surgido servicios de alojamiento de tipos como Fonts.com o @Fontface que generan una instrucción para las CSS que permite descargar una fuente alojada en un servidor para mostrar un documento aunque el usuario final no la tenga instalada. Herramientas así cambiarían radicalmente el aspecto de los documentos digitales otorgando a cada uno la personalidad que merecen. No todas las fundiciones tipográficas dan soporte a estas herramientas. Una pena. Typoteque, da soporte a Fontface y explican las ventajas y cómo funciona el sistema en este descriptivo vídeo:

A pesar de que a algunos tipografos, la selección de Google Fonts les parezca temeraria lo cierto es que ahora mismo es una herramienta útil en el sentido que la selección de las tipografías se ha basado en aquellas fuentes que son más funcionales para el uso en pantalla.  Merece la pena explorar las opciones. Una de mis tipografías favoritas para pantalla es Droid Serif (Diseñada por Steve Matteson para el sistema operativo Android). También me gusta como funciona Bitter (Diseñada por Sol Matas de Huerta Tipográfica). Ambas disponibles en Google Fonts. Aunque algunos gurús sugieran que el palo seco se lee mejor en pantalla, personalmente no estoy de acuerdo. Caecilia Condensed se ve preciosa en Kindle.

Como decidir la tipografía perfecta pasa amenudo por decisiones poco racionales, dentro de tus preferencias, usa las que mejor se adapten al encargo. Puedes testear tu propia exploración en Typetester. Una práctica herramienta on-line que permite comparar entre varias fuentes y ver cómo quedarían distintas opciones de tamaño e interlínea.

Aquí van algunos consejos generales para la composición tipográfica en pantalla:

  • Escoge aquellas famílias que tengan mayor altura de x: se leen mejor y realmente lucen más.
  • Trabaja con cuerpos grandes: 16 pt. en pantalla equivalen visualmente a 11 pt. en papel.
  • Abre un poco el track. Si los caracteres se tocan entre sí, se crean manchas de “tinta” que dificultan una lectura cómoda. Especialmente si son Serif.
  • Haz columnas anchas: entre 60 y 70 caracteres, aunque parezcan horribles en InDesign, se leen mucho más fluídas en un iPad o similar.
  • Se generoso con la interlinea. A columnas anchas mayor interlineado. Esta es la norma de siempre.
  • Compón el texto de forma fluída y utiliza siempre estilos de párrafo y de carácter. Esto te ahorrará muchísimo trabajo en la exportación del documento a distintos formatos.
  • Saca partido del excelente negro de la tinta electrónica (ePub) pero evitálo en pantallas retroiluminadas como el iPad. Se lee mejor si las letras están en un 80% de negro. En pantalla, no hay problemas de tramas!


——

Autor: Rosa Llop
Digital Publishing at Design Degree
ELISAVA – UPF
Licencia Creative Commons

—–