Category Thinking Design

Diseñar en la era de la complejidad

La producción gráfica en el contexto digital se sitúa en un panorama disperso. Hoy es prácticamente imposible determinar sobre qué soporte se visualizará un mensaje gráfico. Leer un periódico desde el móvil por la mañana mientras vamos al trabajo y continuarlo desde un tablet al llegar a casa por la noche es una práctica más que probable. Y así con casi cualquier artefacto que estemos diseñando: libros, revistas, blogs, servicios web, etc…
Esta dispersión de dispositivos de lectura está convirtiendo el trabajo de diseño gráfico en un proceso de mayor complejidad y las herramientas de diseño válidas hasta ahora están iniciando un cambio de planteamiento.

Del diseño como servicio al diseño de servicios de diseño

El contexto actual de producción digital ejerce una fuerte influencia en la industria gráfica y afecta de modo contundente al futuro del diseñador. Es evidente el nuevo paradigma productivo. Pero los diseñadores, por no tomar consciencia de ello, estamos dejando que la peor de las opciones posibles se convierta en el estándar que regirá el futuro de la profesión: el mundo de las plantillas prediseñadas.

Breve manual del buen diseñador conferenciante.

Hay conferencias que son soporíferas. Desgraciadamente el sector del diseño no es inmune a ello. Cuando alguien sube a un escenario a dar una conferencia debe tener en cuenta que hay una audiencia que espera establecer una conexión emocional con él. Por eso están ahí. Van porque conocen su trabajo y porque les gusta y están expectantes pues van a establecer un contacto humano con su mito. En tal situación un ponente tiene casi la obligación de presentarse más como persona que como profesional. Ha de presentar su punto de vista e incentivar un diálogo con su audiencia más allá de los 60 minutos que dure el encuentro. Las buenas conferencias así lo hacen.

Investigar en diseño: un proceso necesario para avanzar.

El sector del diseño en España, en general carece de fundamentos teóricos potentes que estén actualizados al contexto en que se desarrolla la profesión. Incluso diría que hay poca o nula crítica pública a la práctica del diseño y mucha o demasiada pleitesía hacia lo que hacen los colegas. Estos problemas están principalmente vinculados a una educación del diseño demasiado centrada en la práctica del oficio y poco o nada en la reflexión. Algo que el Marco Europeo para la Educación Superior está cambiando, puesto que ahora las carreras de diseño se integran en un marco universitario en el que la investigación forma parte de la formación. Algo que era totalmente necesario.

Etnografía aplicada. Una herramienta para diseñar mejor.

En el contexto actual de crisis, más que nunca, el diseño debe provocar un acercamiento a las necesidades reales de la sociedad a la que sirve y responder a ellas. Si tomamos como ejemplo disciplinas como el diseño industrial o más recientemente los servicios interactivos, podemos observar cómo han incorporado las ciencias sociales a su metodología y cómo éstas les ayudan a obtener mejores resultados en cuanto a la ergonomía o la usabilidad de un diseño.

Agile, un nuevo marco de trabajo para el desarrollo de proyectos

Durante los últimos 50 años, los diseñadores hemos estructurado el proceso de un proyecto distribuyendo cada una de sus partes en forma de cascada. Primero definimos los requerimientos del encargo, los analizamos y sintetizamos, planteamos hipótesis, las valoramos, las implementamos y finalmente las entregamos a producción. Esta metodología proyectual define al diseño como un proceso secuencial que va en una sola dirección. Algo que los diseñadores sabemos bien que no es posible.

Open Design

El pasado 2 y 3 de julio se celebró en Barcelona el congreso Open Design. Shared Crativity. Organizado por el FAD y comisariado por Viviana Narotzky, el congreso recogió la visión de ponentes como Alistar Fuad-Luke, Pietr Jan Stappers y James Bridle, así como experiencias prácticas de diseñadores de todos los ámbitos del diseño. (Audio de las ponencias disponible aquí)

Por Open Design se entienden aquellas prácticas profesionales que utilizan una filosofía de código abierto,

Co-creación. La creatividad no es exclusiva.

“La opinión de un grupo de individuos puede dar como resultado mejores decisiones que la opinión de un experto”
James Surowiecki, The Wisdom of Crowds. Anchorbooks (2005)

Co-creación es ahora la palabra de moda. Y al ser la palabra de moda corremos el riesgo de agotarla mucho antes de haber entendido su verdadero significado. En el siguiente texto describiré qué es co-creación, en qué consiste y cuándo es conveniente utlizarla.

Entornos de programación para niños (y diseñadores)

“El aprender mejor no vendrá de ofrecer las mejores herramientas para que el profesor instruya, sino de dar las mejores oportunidades a los estudiantes para construir”.
Seymour Papert

Los niños de hoy son nativos digitales y su aprendizaje no puede limitarse al uso de herramientas de escritorio en ordenadores que pronto serán obsoletos. El mundo en que vivirán nuestros hijos está en proceso de construcción y el sector educativo tiene que adquirir el compromiso de ofrecerles herramientas para vivirlo de forma plena y autónoma.

Tempus fugit. La gestión del tiempo desde la perspectiva de la pérdida del tiempo.

Un proyecto de diseño bien gestionado es aquel que otorga los recursos humanos, económicos y temporales necesarios para su ejecución. Si estos tres ejes están bien definidos es fácil que el proyecto avance correctamente y tenga un final feliz. No obstante, estoy convencida de que habrás podido vivir más de una experiencia laboral desagradable debida a una mala planificación de alguno de estos tres ejes o los tres a la vez: equipo, dinero y tiempo. En este texto trataré de analizar algunas cuestiones sobre el tercer factor, la gestión del tiempo y cómo afrontarla desde un punto de vista más inclusivo.