Alternativas al exilio

El pasado setiembre compartí una mesa redonda con el editor de visual, Alvaro Sobrino, en la Escola Muuu Un evento totalmente recomendable, de aquellos que inspiran y hacen networking de modo casero y sin pretensiones. La temática de la Muuu de este año era el exilio, un tema muy actual tal y como está ahora mismo el panorama del diseño. El caso es que nuestra charla era sobre alternativas para los que se quedan.

En este artículo recogeré algunas de las ideas que planteé en este debate. Ideas que he recogido a partir de la observación de nuestro entorno y la constatación del hecho que la digitalización está obligando a cambiar el rol de los diseñadores gráficos. Principalmente mi opinión es que no somos nosotros (los diseñadores) quienes tenemos que emigrar, sino la forma en cómo practicamos nuestra profesión.

 

Escola Muuu

 
Para empezar, el contexto de digitalización que estamos viviendo es un momento único para dar una mirada nueva a lo que hacemos. Basta con observar nuestro entorno para darnos cuenta que todo ha cambiado y que los paradigmas productivos en los que se movía el diseño ya no son los mismos que hace diez años. El diseño gráfico debe saber encontrar su rol en este nuevo contexto y para ello debe replantear su función en base a dos conceptos principales: el primero es que la cultura digital tiene uno de sus mayores pilares en la filosofía abierta, y el segundo es que la sociedad hoy es una sociedad conectada y que el diseño puede -y debe- hacer aportaciones a la construcción de una sociedad mejor.

Cultura abierta
Hoy la mayoría de las prácticas profesionales vinculadas a la producción digital utilizan una filosofía de código abierto. La creación de Internet sentó las bases de esta filosofía y es precisamente este aspecto el que ha hecho posible la rápida expansión del desarrollo tecnológico. La cultura de lo abierto supone una oportunidad para implicar a distintos perfiles en el desarrollo de un proyecto, porque hoy todos los proyectos necesitan especialistas tanto en su definición como en su implementación. Pero esta filosofía abierta también obliga a replantear dónde reside el beneficio económico para los implicados.
Este es quizás una de los retos más importantes de los próximos años: pasar de los modelos económicos basados en la producción y venta a otros basados en la creación y transferencia de conocimiento. Alastair Fuad-Luke (2012) en una conferencia durante el congreso Open Design organizado por el FAD definía este cambio de paradigma como una transición que debía pasar del “Knowhow” al “Growhow”. Un buen reto en el que trabajar.

Sociedad conectada
El segundo gran cambio de los últimos años es que ahora somos una sociedad conectada y eso debería capacitarnos para ser una sociedad más inteligente. Kevin Kelly (2006), en una conferencia TED definía Smart con una analogía de las neuronas, células que en si mismas no tienen capacidad de pensar sino que es cuando se conectan entre sí que emerge la inteligencia. Hoy es muy importante entender la potencialidad de los servicios basados en la conectividad y lo mucho que enriquecería que los diseñadores participaran en la definición de estos nuevos servicios que están emergiendo junto a otras áreas profesionales como la ingeniería, la ciencia y las humanidades. Áreas en las que el perfil del diseñador puede resultar de interés.

Emergencias
Finalmente el contexto en el que vivimos está lleno de emergencias. Emergencias de tipo social, económicas e incluso políticas. Cuestiones de gran impacto como el hecho de construir servicios que mejoren la calidad de vida de las personas, que garanticen un desarrollo económico sostenible y que fomenten la inclusión del capital cultural de los ciudadanos en las políticas que van a afectar sus vidas.

Mi intención para esta mesa redonda era transmitir un panorama 100% positivista. Creo que si el diseñador toma consciencia plena del momento en que vive y se pregunta qué es lo que puede ofrecer al desarrollo de la sociedad digital encontrará numerosas oportunidades profesionales creando conexiones en otras áreas de conocimiento y contribuyendo al desarrollo de servicios de diseño que cubran cualquiera de las tres principales emergencias de nuestro tiempo.

Buen viaje!
——

Autor: Rosa Llop
Publicado en VISUAL nº165, pag.12

Rosa Llop © © 2013
Licencia Creative Commons
—–